Saltar al contenido

El hackeado del protocolo WiFi WPA2 que también afecta a iPhone y Mac

16 octubre, 2017

El exploit KRACK aprovecha las vulnerabilidades del núcleo de estas redes inalámbrica

El protocolo Wi-Fi WPA2 ha sido hackeado

Las redes WiFi WPA2, hasta el momento, eran de las más seguras. Sin embargo, han sido descubiertos varios errores que exponen nuestra actividad en Internet. Estos errores de núcleo podrían ser utilizados por atacantes para ver todo el tráfico entre nuestros dispositivos y punto de acceso. El exploit, bautizado como KRACK (Key Reinstallation Attacks) está siendo utilizado como concepto para demostrar que la amenaza es real.

El protocolo Wi-Fi WPA2 ha sido hackeado

Todos conocemos las ventajas y desventajas de utilizar conexiones inalámbricas para acceder a Internet. Por un lado, no necesitamos cables y podemos navegar por cualquier rincón de la casa. Por el otro, se pierde velocidad de navegación y son más propensas a presentar errores.

El problema de los fallos en WPA2 y WPA1 es que afecta a cualquier dispositivo. No a un determinado grupo de ordenadores o smartphones. Esto es porque aprovecha los propios defectos de la conexión inalámbrica.

Los investigadores de seguridad Mathy Vanhoef y Frank Piessens, de la universidad KU Leuven, han sido los responsables de encontrar las fallas.

Si tu dispositivo es compatible con redes WiFi, está más que comprometido.

Se desconoce si se está utilizando este fallo. Los ataques contra Linux y Android 6.0 pueden ser los más devastadores. Un 41% de todos los dispositivos Android son vulnerables a una variante de este ataque por WiFi.

Microsoft ya ha solucionado la vulnerabilidad WPA2

La vulnerabilidad de WPA2 ya ha sido parcheada en los sistemas de Microsoft

Google está al tanto del problema y ha asegurado estar trabajando en una solución que vendrá en las próximas semanas. Microsoft ha sido de las primeras en parchear su sistema operativo Windows. Los Mac, iPhone y iPad no están exentos de esta vulnerabilidad.

Un hacker podría hacer una copia de la red WiFi WPA2, imitar la dirección MAC y cambiar el canal de la conexión inalámbrica. Un dispositivo puede ser forzado a sobrepasar la red original y conectarse a la corrupta.


Estaremos muy atentos al desarrollo del asunto, e informaremos cuando Apple ofrezca una solución.

Y tú, ¿conectas tus dispositivos a Internet mediante cable o por conexión inalámbrica? Puedes dejar tu opinión en los comentarios, siempre es bienvenida.