OS X El Capitan: prepara tu mac

OS X El Capitan quinta beta publica

  OS X El Capitan llegará a nosotros de manera oficial el 30 de septiembre, tras un tiempo repleto de betas para los desarrolladores y alguna que otra pública, la nueva versión del sistema operativo que tanto caracteriza a los mac está a punto de darle un chute a nuestro equipo en cuanto a mejora de rendimiento y alguna que otra función que nos hará tener mayor productividad cuando nos sentemos delante de él.

  Lo primero que sucederá nada más salga la actualización en la app de la Mac App Store, será un colapso en los servidores de Apple, pues la avalancha de usuarios dando clic al botón de “Actualizar” cada pocos segundos será tal que probablemente nos quedemos con las ganas de verlo corriendo en nuestro ordenador, aunque esto no es malo y también nos permite hacer una serie de acciones para preparar nuestro mac ante la llegada de una actualización importante, aunque no con tantas características que lo hagan tan goloso como otras.

Paso 1: haciendo limpieza

  Con el paso del tiempo es normal que vayamos acumulando archivos que probablemente hace mucho tiempo que no utilicemos y que no hagan más que ocupar un espacio que podría venirnos bien en un futuro. Esto es realmente práctico sobre todo en los ordenadores con un disco duro de no mucho almacenamiento, como las versiones básicas de 128 GB de los MacBook, Air y Pro.

 Hay aplicaciones que nos hacen este trabajo mucho más fácil, eliminando porquería que se va amontonando cada vez que instalamos una app, la usemos o, por el contrario, archivos que quedan huérfanos una vez borramos ese programa aunque no borremos todos los datos asociados a él.

CleanMyMac 3, pantalla de inicio

  Según la propia Apple, para la desinstalación de software no hace falta nada más que llevarlo a la papelera de reciclaje y borrarlo. Esto no es del todo cierto. Con CleanMyMac o AppZapper podremos eliminar las apps de una forma más segura y limpia, ya que todo lo asociado a ella se marchará también.

  Por otro lado, si no queremos eliminar documentos o archivos a los que le tengamos especial cariño, siempre podemos recurrir al uso de discos duros externos, unidades flash o servidores en la nube. Si no eres muy paranoico y las conspiraciones no significan nada para ti, el almacenamiento en la nube es una de las mejores soluciones, ya que no solo tendremos acceso a los archivos desde nuestro ordenador, sino que también lo podremos hacer desde nuestro smartphone, tablet o equipos de terceros, como los que podemos encontrar en las bibliotecas y de los que a veces necesitamos hacer uso.

icloud-ataque

  Dropbox, Google Drive, OneDrive, Box, iCloud… ¿cuál utilizar? Esto ya es elección vuestra. Usad el que mayor confianza os de. Una alternativa a estos, que suelen ofrecer poco espacio (unos 10 GB máximo dependiendo del caso con un plan gratuito) es usar MEGA, que ofrece 50 GB de almacenamiento totalmente gratis, y ofrece apps para que podamos acceder a nuestros archivos de una manera más cómoda desde varios dispositivos.

Paso 2: ajustes aquí y allá

Mantenimiento Mac

  Si ya hemos hecho algo de hueco en nuestro disco duro el siguiente paso es realizar una puesta a punto a nuestro equipo. Desde la Utilidad de Discos podemos acceder a una serie de acciones interesantes para solucionar algunos problemillas. Verificar y reparar los permisos del disco hará que algunos errores puedan solucionarse y hacer más ágil el mac. Si por el contrario queremos hacer una inspección a fondo podemos recurrir a herramientas de desarrolladores de terceros. Onyx, Ccleaner, CleanMyMac y Cocktail son algunos de los mejores programas que podemos encontrar para realizar un mantenimiento mucho más completo.

  Por desgracia, no todas son gratuitas, aunque Onyx sí que lo es y es muy utilizado en usuarios de un nivel medio que quieren potenciar sus máquinas.

Paso 3: ¿actualizar o desde cero?

sandisk-usb

  Es muy cómodo ver como la barra de progreso se va completando y, tras algunos reinicios, ver como luce el nuevo sistema en pantalla. Es la opción más fácil, y por la que optan la mayoría de usuarios que no tienen muchos conocimientos informáticos. Y como todo lo que reluce no es oro, actualizar también lleva consigo algunos riesgos, como que fallos de versiones pasadas vayan siendo arrastrados y no hagan más que complicarnos la vida.

  Es por eso que tras descargar la actualización mucha gente opta por crear una unidad flash booteable y formatear e instalar, dejando nuestro equipo como vino de fábrica. Si no queremos recurrir a una serie de comandos en el terminal para crear un disco booteable, tenemos alternativas en software que nos hacen todo el trabajo sucio. DiskMaker X es una aplicación que apareció con OS X Lion y que, desde entonces, ha estado actualizándose constantemente.

  Entonces… ¿qué opción escoger? depende del usuario y de las ganas que tenga de “mancharse las manos”. Las ventajas del formateo frente a la actualización son muchas, y todos los consejos dichos anteriormente no sería necesario hacerlos (a parte de la de hacer una copia de seguridad de los archivos más importantes, como las fotografías de las pasadas vacaciones, los trabajos del instituto/universidad, el vídeo del baile de graduación… vamos, lo típico que todos guardamos ?)

  Y tú, ¿vas a seguir estos consejos y/o tienes alguno más a parte de los propuestos? Si es así, agradeceríamos mucho tu partición en los comentarios.

Jesús Quesada Pérez

Apasionado de las nuevas tecnologías y trasteador de gadgets profesional. Aprendiendo como mejorar día a día en esto que llaman Internet. Si estás interesado en contactar conmigo, hazlo a través de mail (jesusquesada@multiesencia.com) y Twitter (@jesusquepe)

También te gustará...

1 respuesta

  1. Fernando dice:

    Pues yo desde que vengo actualizando desde Mountain Lion lo he venido haciendo con instalación desde cero, y es que no me gusta tener que "lidiar" con posibles molestias que se hayan colado con solo actualizar. Además me gusta sentir la sensación de una Mac "Limpia".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *